Isela Vega
  Entrevistas y notas
 

Isela Vega: Soy la libertad en el sexo.  Parte 1.
Por Elena Poniatowska.

En 1973, hace 33 años, entrevisté a Isela Vega y nunca pensé que volvería a encontrármela en la política. Verla de militante resultó una sorpresa y un gusto. Isela ha cobrado una nueva dimensión y es hoy por hoy un extraordinario ser humano. Del "qué buenota estás mamacita, yo quiero contigo" pasó a guerrera. Ya había comenzado su lucha política en Los Angeles cuando decidió unirse a Cuauhtémoc Cárdenas y se volvió perredista. En Estados Unidos distribuyó videos de Cuauhtémoc y los chicanos la quisieron mucho por su forma de ser cálida, abierta, sin prejuicios y por su compromiso. En marzo de 2005, cuando el desafuero, ella misma filmó el mejor documental exhibido en la televisión por Javier Solórzano sobre el conflicto de la calle de Carlos Graef Fernández que lleva al Hospital ABC (pretexto para el desafuero) y entrevistó a los vecinos a quienes les parecía cosa de locos acusar al jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador y así lo declararon. Isela es una fiera. El 30 de julio se sentó a ayunar con otros perredistas frente a la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con su playera, su pantalón de algodón y su pelo suelto. Los camarógrafos y fotógrafos la rodearon y ella sonrió, acompañada por una docena de perredistas. En la tarde les gritó a los siete magistrados electorales a través de la puerta: "Un cambio pedí/ pero ya me arrepentí/ cómo andará la cosa/ que ya hasta extraño al PRI" y a las 12 de la noche les dijo a sus acompañantes. "Es indispensable que se cuenten los votos y no nos vayamos con la finta" y siguió gritando. Al inicio del ayuno ¿de la Luna o del Sol azteca?, asida a los barrotes que resguardan al TEPJF, Isela Vega gritó las líneas harto conocidas: "Voto por voto, casilla por casilla", y siguió gritando como la doña Lupe de La Ley de Herodes, asida a los barrotes de la puerta del tribunal durante la noche: "Voto por voto, casilla por casilla". A sus compañeros les dijo a propósito del plantón: "Apoyar este movimiento es bastante importante. ¡Y miren que he vivido bastantes años!"

Como no tiene pelos en la lengua, se presentó también en Bellas Artes como miembro destacado de la Comisión de Cultura durante los días del plantón, fue a la Cámara de Diputados a decirles sus verdades, y cuando una señora la increpó en el hemiciclo a Juárez, llamándole terrorista ella les respondió: "No hay cosa peor en esta vida que una pinche vieja pobre defendiendo a los ricos". Como un homenaje a Isela y por la admiración que le tengo, reproduzco aquí la entrevista del 11 de noviembre de 1973. Fiel a sí misma, la Isela de hace 33 años se parece a la de hoy, la misma entereza, las mismas agallas, la misma capacidad de enfrentarse a las multitudes como lo hacía en el Fru-Frú cuando cantaba, bailaba y se desnudaba frente a un público enloquecido.

¿Y ustedes por qué andan vestidos?

­Todos me preguntan ­dice Isela Vega­ que por qué ando en cueros y yo les pregunto que por qué andan vestidos.

­¿Quiénes son todos?

­La gente, Elena, la gente.

­Y de veras Isela, ¿por qué anda usted desnuda?

­Porque así me parieron, por eso ando en cueros.

­¿Es cierto que usted puede salir con tranquilidad a la calle aun siendo estrella de cine, porque nadie la reconoce vestida? (Se ríe)

­¡Ay qué pregunta tan mamona!

Por lo pronto Isela Vega está vestida con un pantalón de mezclilla y un suéter de resorte blanco. Me sorprende verla así porque los fotógrafos aseguran que los recibe con la bata en la mano y las vergüenzas al aire. El pelo rojizo le cuelga alrededor de la cara de facciones rotundas y no tiene una gota de maquillaje. Es guapísima y emana sensualidad. Sus ojos color miel tienen una extraña aureola azul que los torna únicos. En la sala donde platicamos, una señora cose a máquina. Isela Vega se ha sentado en el suelo. Para recargarse escoge uno de los muchos cojines de todos tamaños y colores dispersos sobre la alfombra. En los muros hay carteles del Che Guevara, uno de Paul McCartney, el carita de los Beatles, y algunos vestidos cuelgan de un clavo en la pared. De pronto la Singer deja de sonar. "¿Cómo le hago, Isela?" Isela camina hacia la señora y su máquina, da indicaciones, regresa y me explica:

­Yo coso, sabes Elena, siempre me ha gustado coser y toda esta ropa que ves aquí ya está vendida. De repente me encuentro en la calle a alguien que me grita: "¡Iseeeelaaa, mi vestido! ¿Qué pasa con mi vestido?" Todo el mundo me pide un modelo. Aprendí a diseñar vestidos en Estados Unidos durante tres años y vine a México a trabajar en la costura, pero como aquí no se hace nada sino copiar patrones de Estados Unidos, muy pronto dejé de interesarme.

­¿Por eso ya no quiere saber nada de la ropa? ¡Ya se me hacía un sin sentido que usted se dedicara a coser!

­Mira m'ija, no te me pases de lista, te voy a explicar. Yo soy de Sonora, vine hace 11 años "a conocer" y me quedé. En vez de diseñar patrones, me dieron vestidos a modelar.

­¿Los patrones te quitaron la ropa?

­¡Déjame hablar, muchacha! Más tarde fui a la televisión a modelar cosméticos...

­¿A poco los cosméticos se modelan?

­A hacer demostraciones, a que te embarren la cara con todas esas chingaderas, el caso es que terminé cantando en los bares, en los cabarets.

­¿Cantas bien?

­Canto mal, pero fuerte.

­¿Como Lola Beltrán?

­No, yo canto más fuerte.

­Pero ¿qué cantabas?

­Todo lo que estaba de moda: blues, boleros, baladas, lo que fuera. Soy muy buena para el bolero. Después cuando necesitaban cantantes para las películas me llamaron. Tomé clases de actuación con Seki Sano y me fueron dando papeles más importantes hasta que ahora Francisco del Villar, Emilio Gómez Muriel, Sam Peckinpah y otros me dan estelares.

­Entonces ¿nunca quisiste ser actriz?

­No. Quise ser diseñadora de ropa.

­¿Y ahora?

­Ahora ya soy actriz.

­¿Buena?

­Buenísima.

­No he visto tus películas.

­¿No me has visto en el cine? He filmado Las pirañas aman en cuaresma, El festín de la loba, La primavera de los escorpiones, en las que tengo no menos de dos o tres amantes y aparezco desnuda en varias escenas. ¡Son muy malas! La primera película internacional que filmé fue con Richard Harris en Durango y Morelos y se llamó Killbrand, claro. He filmado en España y en Argentina pero no son cintas de distribución mundial.

Yo no tengo moral: mi moral es no hacerle daño a nadie

Del cuello de Isela Vega cuelga una cadena con muchos dijes, entre ellos un corazoncito azul marino.

­Tengo muchos temas de los cuales quisiera yo hablar, Elena.

­A ver ¿cuáles?

­Por ejemplo, de moral.

­¿De moral?

­Si, yo soy artista, no tengo moral, no tengo límite.

­¿Qué quieres decir con eso? ¿Por qué no tienes moral?

(El teléfono suena, Isela se levanta y ella misma lo contesta).

­Porque la moral me parece una limitación.

­¿En qué te ha limitado a ti que haces lo que te da la gana?

­Si la tuviera me limitaría en todos mis actos, sobre todo en el trabajo.

­Sí, ya te veo muy moral, muy moral y con todo de fuera ­mientras dice todo esto, Isela Vega no deja de besar a su hija Shaula. Las dos han sacado una caja llena de retratos y entre ellos la niña escoge uno:

­Mira, papi.

Me enseña al actor Jorge Luke, que está en Guanajuato filmando El Santo Oficio. Isela pregunta a su hija: "¿Sabes lo que es la Inquisición, Shaula? Mi hijo mayor tiene nueve años, Arturo, (hijo de Alberto Vázquez) míralo aquí, está también desnudo, tenía dos años entonces. Mira, esta foto es mía de cuando hice mi primera comunión. Yo quería un vestido de mucho vuelo, amponzote, a ése le faltó tela y me sentí muy defraudada. Lo que más recuerdo de mi primera comunión es mi vestido estrecho. Lo que pasa es que siempre quiero verme más bonita.

­¿Más bonita que ninguna?

­Sí. Mi existencia toda ha sido un reto. De niña nadie me callaba, me daban de nalgadas y yo seguía discutiendo de religión. A los ocho años decidí que ya no quería ir a misa. Mi mamá era muy mocha, pero mis tías eran aun más mochas y me rociaron con agua bendita.

­Te ven ahora y te exorcizan. Vade retro Satanás.

­Nombre m hijita, el día que decidí ya no ir a misa fue un escándalo, nadie lo podía creer, yo discutía acerca de la existencia de Dios y me callaban a bofetadas.

­¿Y ahora haces lo que quieres?

­Sí, gracias a Dios y a María santísima.

­¿Tienes alguna onda espiritual?

(Uso la palabra onda porque veo que Isela la utiliza. Dice: "chavo", "maestro", "patín", "rollo". Prende un cigarro).

­Sí, muchas ondas espirituales. He estado leyendo de filosofía, al maestro Ouspensky, al maestro Gurdjieff, Jalil Gibrán y hasta la Biblia, maestra. Y esto me ha ayudado en la formación de mi espíritu. Así como las buenas familias recurren al Manual de Carreño para saber cómo conducirse en sociedad, yo uso para mi esencia ondas de otro nivel. De la forma no quiero saber nada, no creo en ella.

­Pero tú eres un símbolo sexual.

­No, soy la libertad en el sexo.

­¿Que es eso?

­¿No sabes lo que es el sexo?

­No.

­¿Nooooooo?

­No sé lo que quieres decir por libertad en el sexo.

­Es una actitud ante el sexo. Por ejemplo, en las películas que he filmado, y que son bastante malas pero no por mi culpa, yo como personaje cambio los diálogos, arreglo mi papel para no falsearme a mí misma, le saco la vuelta a la cursilería, a la gazmoñería, a la hipocresía hasta donde puedo y trato de que mis parlamentos digan algo porque me importa que la gente me crea.

­¿Y cómo te ha respondido el público?

­Mis películas son las más taquilleras. Allí tienes la respuesta del público, mija.


De encueratriz a lopezobradorista. Parte 2 (última parte).

La entrevista con Isela Vega la hice en dos tandas del mes de noviembre de 1973. Al día siguiente me recibió sentada en el suelo en posición de loto, su pelo rojizo sobre los hombros y me encantó que caminara descalza por su casa que tiene buenas vibras, sus muros cubiertos de reproducciones de Modigliani. Nacida en Hermosillo, Sonora en 1940, Isela, a la que llaman Chichela, comenzó su carrera como modelo y cantante en la década de los 60, para entrar al cine con la película La rabia. Su primer papel importante fue en Las pecadoras (1967). En los 70 llegó a ser el símbolo sexual del cine mexicano y Carlos Monsiváis, en Amor perdido, dedica un capítulo a sus ires y venires sobre el escenario y sobre todo a sus extraordinarias respuestas a quienes le gritaban desde las butacas. Para él, que es protestante, nunca fue un escándalo que ella repitiera una y mil veces "Me lleva la chingada" o "Dile a tu papá que chingue a su madre" y eso que yo nunca le he oído una grosería a Monsiváis. Chichela Vega siempre supo enfrentarse a la raza bien caliente. En su filmografía destacan Las pirañas aman en cuaresma (1969), Las golfas (1969), Las reglas del juego (1970), Fin de fiesta (1971), El monasterio de los buitres (1972), La Celestina (1973), La india (1974), El llanto de la tortuga (1974), Las apariencias engañan (1977), La viuda negra (1977, Ariel por la mejor actuación en 1984), Las cariñosas (1978). Nana (1979), Las siete cucas (1981) y El amor es un juego extraño (1984). Cantante de boleros y rolas tropicales en el Terraza Casino o el bar Impala del hotel Regis, Mauricio Garcés la tuvo de compañera sexy en Don Juan 67. En Estados Unidos, Isela produjo cintas con títulos muy a todo dar: Una gallina muy ponedora (1981), Los amantes del señor de la noche (1983) y Dos chichimecas en Hollywood (1989), las tres con guiones suyos. Su obra de teatro La sexicienta rompió el récord de entradas en 1983.

Tuve el privilegio de volver a verla en El Hábito 30 años después de la entrevista convertida en la Diana Cazadora al lado de Liliana Felipe que representaba al Angel de la Independencia y ahora a lo largo de los 47 días del plantón cuando repetía con la multitud: "Es un honor estar con Obrador".

Tráiganme la cabeza de Alfredo García, mi mejor película

­¿Y cuál es la película con la que más te identificas, Isela?

­Esta que hago ahora con Sam Peckinpah: Tráiganme la cabeza de Alfredo García, un western violento filmado en el ambiente actual. Es la cinta en la que me he sentido más creativa. Sam Peckinpah es un director extraordinario que sabe de cine todo lo que hay que saber. Se ríe como loco o se pone a llorar. Él es todos los personajes. Nunca en mi vida me había sentido tan bien, ni siquiera con Alejandro Jodorowsky.

­¿Le has cogido cariño?

­Le he cogido de todo.

­Y ¿qué opinas de los hombres?

­Yo he tenido maridos y amantes y aves de paso y he sido feliz con todos ellos. Tengo muchos amigos y muy pocas amigas porque todas son unas frígidas. Y cuando no sabes hacer el amor, te vuelves pendeja.

Siempre la persona más importante es la que está frente a mí

­¿A poco no te has encontrado una sola mujer valiosa?

­Sí, a Antonia Mora la del libro Del oficio, que es un libreto para cine construido de tal forma que podría filmarse al día siguiente de su lectura. También la actriz Ofelia Medina, que es un amor de persona, una chava inteligente, muy acá; a Alda Leiter y a Bertha Cuevas. A ellas las considero mis amigas y me gusta oírlas. Claro, tengo muchas amistades epidérmicas, pero mi idea básica es que nadie es más importante que la persona que tengo enfrente. Nunca he tenido dificultad alguna para comunicarme con los demás.

­Dicen que en el teatro, tú les contestas a todos...

­Sí, soy muy respondona. Los callo de un solo grito.

­¿Si te dicen groserías, respondes groserías?

­M'ija, la duda ofende. Para eso tengo boca.

Vivo en paz conmigo misma

­Me estaba yo asoleando en la azotea, por eso me vez en bata.

­¿Siempre dices la verdad?

­Siempre, desde niña. Cuando dije que yo podía discutir la existencia de Dios, toda mi familia levantó los brazos al cielo despavorida.

­¿Te consideras equilibrada?

­Sí, vivo en paz conmigo misma.

­Pero ¿por qué escandalizas?

­Es un rasgo de mi carácter, escandalizo sólo por ser yo: Isela Vega. Escandalizo sin proponérmelo desde que soy niña, mi sola presencia escandaliza; la historia de mi vida parece resumirse en un verbo: escandalizar.

­¿Te molesta escandalizar?

­A veces me cansa.

­¿Por qué te metes en escándalos, entonces? ¿Por qué hiciste Zaratustra?

­Porque me lo pidió Zaratustra, perdón, Alejandro Jodorowsky.

­¿Y al verte a ti y a Carlos Ancira desnudos todo el mundo se escandalizó?

­Se escandalizaron los que quisieron. De Zaratustra se salieron ante mis ojos una señora y sus dos hijas y los dos novios de sus hijas apenas nos empezamos a quitar la ropa Carlos Ancira y yo. Tuvimos lleno completo todas las noches... A mí me gusta Nietzsche, a mí Nietzsche me queda al centavo como me queda al centavo Alejandro Jodorowsky. Una obra inspirada en la filosofía de Nietzsche era más que suficiente para llevarla al teatro y la puesta en escena de Jodorowsky me pareció perfecta. ¿Cómo podía yo hacerlo más que estando desnuda? Para mí la vestimenta es la forma, y ésta no me dice nada, más bien estorba. ¿Cómo enfrentarse a Zaratustra vestida? No lo concibo.

­¿No crees que la gente iba al teatro sólo para verte desnuda?

En mi actuación en Zaratustra se fue un año de mi vida

­Este es problema de la gente, no mío. Para mí era una labor artística y espiritual. Mi sueldo era bajo, 250 pesos diarios, así es que no puede hablarse de un espectáculo comercial y en esto, en Zaratustra se fue un año de mi vida.

­Eres una mujer muy fuerte ¿verdad Isela?

­Sí, soy muy fuerte y no me ha destruido el éxito porque en este país odian al éxito. Lo que más les complace a los mexicanos es poder decir: "¡Ah, pobrecita!" y yo no soy ninguna pobrecita. Si te sucede alguna desgracia, entonces los mexicanos se derriten, si te va mal quieren prestarte su hombro para llorar pero si te va bien, te odian, odian el éxito. En este país el mejor disfraz es el de limosnero. A los hombres les encanta "pobrear" a las mujeres.

­Entonces ¿hay que llorar para que te hagan caso?

­Por lo menos hay que parecer frágil, mansa, mensa y aturdida. Entonces los señores se desviven por ti. Pero una mujer que piensa, discute, razona, una mujer victoriosa, eso sí jamás lo aceptan. Los mexicanos son muy provincianos, retrógradas, casi tarados. Su imagen de la mujer es la del dicho, "como la escopeta: cargada y en un rincón". ¿Sabes lo que eso significa en pleno siglo XX? Yo creo mucho en el gran viaje que es la vida, por eso no puedo perderla con un pendejo.

­¿Para ti qué es la vida?

­Es un carrusel. Voy montada en uno de los caballitos y al ir dando vueltas me encuentro con gente que tengo que dejar en el camino ­aunque no lo desee­ pero la dejo porque tengo que seguir el viaje. No me puedo quedar más que lo que se detiene el carrusel, no puedo alterar mi ruta. Lo que te quiero decir es que he aprendido con mucho trabajo a vivir el presente, he logrado que no se me vaya el momento; lo más importante ahora mismo es que estemos hablando tú y yo, la una frente a la otra, y trato de vivirlo en su totalidad.

­¿No piensas en otra cosa? Yo no tengo ese poder de concentración, Isela. Pienso en ti, pero también en qué lata que se me descompuso la licuadora.

­Entonces no estás viviendo el presente y este es un error gravísimo que pagarás con muchas angustias. De adolescente fui inconsciente, vivía el futuro, pero nunca el momento, nunca. (Sonríe una sonrisa muy tierna). Mira, un montón de momentos felices hacen una felicidad. Por no vivir el momento ni pensar que la persona que tienes enfrente es la más importante, todo se vuelve relativo.

­¿No consideras que te has dañado a ti misma?

­No. Creo que para no hacerle daño a nadie necesitas empezar por no hacerte daño a ti misma. Eso sabes hacerlo por instinto. Los jóvenes, los niños tienen muchas más defensas de lo que uno cree. Todos somos changuitos sin pelo y lo primero es conocerse a sí mismo aunque cueste mucho trabajo. Lo principal es ser sincero consigo mismo y capaz de decirle "no" a muchas cosas.

­¿A qué cosas?

­A la hipocresía, a la malevolencia, a las formas. A mí me han tachado de inmoral porque me desnudo. Yo quisiera preguntarle a cada uno de los que van al teatro qué entienden por moral.

­Para ti ¿qué es inmoral?

­La corrupción política, el engaño, el fraude, el robo de urnas, desvestir una mujer en la imaginación, eso es lo que hacen los políticos, los empresarios, los banqueros, los tlatoanis y los burócratas que aspiran a jefazos. ¿No te parece a ti corrupta la justicia en nuestro país? ¡No hay peor tugurio que la procuraduría de la nación ni peores delincuentes que los jueces y sus achichincles!

Para despedirnos, Isela Vega le ofrece a Felipe, mi hijo de cinco años, un verdadero festín de la loba: cacahuates, gelatina y un refresco. Del baúl cerrado con llave del que en la primera entrevista sacó fotografías familiares con Shaula bajo la mirada admirativa de Felipe, extrae un pianito dorado sin patas que se toca en clave de sol. Shaula, su niña, hoy ausente ("...se la llevó su papá"), reclamará sin duda cuando regrese:

­¿Y mi pianito? ¿Por qué les regalaste mi pianito a esos preguntones?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tan liberal como siempre.
Por "El Gráfico".

Miércoles 29 de Octubre de 2008.

La esencia liberal de Isela Vega hoy refuerza su papel en la serie mexicana Terminales en la que además de representar a una mujer cariñosa, consiente y sonsaca a sus nietas de manera pícara: “Las abuelas de hoy en día somos otra onda”, aclara.

Como parte del elenco de esta producción de la empresa de San Ángel, que brinda un homenaje a la vida a través de sus historias vinculadas con la difícil enfermedad del cáncer, la actriz sonorense retoma los principios de su juventud y sin prejuicio alguno ubica sobre los excesos a los televidentes.

“Las abuelas de hoy en día ya no somos mochas. Cada generación tiene mucho sentido con su tiempo, yo soy sesentera y viví una juventud muy alivianada por eso siempre hablo con la verdad aunque a veces incomode. Cuando eres chavo te inquieta mucho saber de sexo, reventones y alcohol, y nada eso es malo hasta que lo conviertes en vicio”.

Isela, quien de una suegra posesiva con su personaje de Margarita Ponzoñosa en la serie de Pedro Torres, Mujeres asesinas, pasó a ser una mujer angelical, confirmó que durante toda su vida, nunca se ha aficionado a nada, porque para ella la vida es pura diversión.

“Nunca me permití depender de algo, ni siquiera del amor. Mi vida siempre ha estado llena de retos que me han servido para formar mi independencia. Soy muy tolerante, no juzgo la actitud de los chavos de ahora, cada quien vive su generación de acuerdo a su contexto.

“Yo fui hippie y eso nunca se olvida, a veces mis hijos me callan porque les abro los ojos a mis nietos, pero no me gusta engañar a la gente y mucho menos a los niños”.

Después de aclarar que su equilibrio espiritual se debe a su sabiduría en diferentes religiones, Vega, una inolvidable sex symbol del cine mexicano, sostuvo: “No creo en ningún Dios y de pequeña me echaron agua bendita porque no quería ir a misa”.

Isela siempre ha sido una mujer de armas tomar que ha generado múltiples polémicas a lo largo de su trayectoria histriónica.

En 1974, su nombre pasó a la historia al convertirse en la primera actriz latina que apareció desnuda en la versión norteamericana de Playboy.

Además de compartir créditos en la pantalla grande con Pedro Armendáriz, Mauricio Garcés, Mario Aldama y Damián Alcázar, la protagonista de Don Juan 67 dejó su rastro en el cine internacional con el largometraje Brig me the Head of Alfredo García.

Tras el reciente éxito de Arráncame la vida se prepara para la filmación de la cinta Buscando al soldado Pérez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega siempre dio prioridad a su carrera.
Por Terra.
24/04/08

La actriz Isela Vega, una de las más reconocidas en México, aseguró que tuvo la oportunidad de prolongar una relación sentimental, pero siempre antepuso su profesión sobre cualquier hombre.

En ocasión de su participación en la película "Amar", de Jorge Ramírez-Suárez, en la que interpreta a "Doña Concha", la también directora y productora consideró que el estado ideal del ser humano es vivir en pareja.

"Aunque yo soy un caso especial, pues adoré tanto mi libertad que cuando tenía pareja me preocupaba el hecho de avisarle que me desnudaría para una película. Eso significaba que me pondrían cara larga el resto del mes, de la semana o lo que fuera", comentó.

Vega, de quien se sabe estuvo casada con el cantante Alberto Vázquez y mantuvo un romance con el actor Jorge Luke, añadió que lo más difícil de cuando estuvo enamorada fue que interfirieran en su trabajo.

"Para mí, actuar es un placer demasiado grande, una vocación, como cuando alguien se dedica a ser monja. Por ese motivo, la situación de desnudarme era infranqueable, mi vida profesional era más difícil con una pareja", explicó a Notimex.

Dijo que es tan apasionada con su carrera que le molestaba mucho cuando la celaban: "En este medio tienes muchos amigos y compañeros a los que quieres mucho, se convierten en una familia para ti y estar batallando con el hombre para que los acepte, así como a tu trabajo con esos horarios tan complicados en los que a veces debes ausentarte para ir a filmar en Argentina, es muy complicado", señaló.

Isela Vega, quien en mayo próximo, recibirá un homenaje por su trayectoria en la quinta edición del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA), encarna en "Amar" a una mujer con locura senil que desde hace 60 años vive feliz, casada con "Benito" (Xavier López "Chabelo").

En ese sentido, apuntó que los matrimonios evolucionan y que cuando se acaba la pasión ambos componentes deciden voltear hacia otro lado y no como en algunos tiempos, que pese a todo continuaban juntos.

"Hay una frase que me gusta mucho y dice: `El amor no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección". Significa que la vida es un camino y que tenemos que recorrerlo juntos hasta que estemos viendo hacia el mismo lado, que exista un plan de vida en común", concluyó.

Isela Vega, que en los 60 se convirtió en "sex simbol" y en 1974 posó sin ropa para la revista "Playboy", en Estados Unidos, ha actuado en infinidad de películas, telenovelas y obras de teatro.

Sus más recientes actuaciones fueron en la telenovela "Pasión" (2007), en la serie "Terminales" y en un capítulo de "Mujeres asesinas", así como en los filmes "Arráncame la vida" (2008) y "El muro de al lado".

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Isela Vega acerca de "Mujeres asesinas".

Por www.lasnoticiasmexico.com

Isela Vega negó rotundamente que las series que trasmite
Televisa sirvan para invitar a la violencia, en especial Mujeres
asesinas, donde la actriz da vida a una líder de una secta de la luz
divina.
“Mi personaje es un ser enfermo, una mujer que piensa que sus
principios son válidos y que todo lo que ella dice es lo correcto”,
afirmó la estrella.
Isela participa dentro del capítulo 13 titulado La potencia
redentora, donde su personaje, asegura, es terrible y hace de las
suyas. “Esta historia puede ser más que un llamado de atención
hacia este tipo de cultos”.
Mujeres asesinas, la versión mexicana producida por Pedro
Torres, se transmitirá a partir del próximo 17 de junio por TVC y en
ella participan Irán Castillo, Itatí Cantoral, Verónica Castro, Lucía
Méndez, Cecilia Súarez, Daniela Romo, Alejandra Barros, Leticia
Calderón, Nailea Norvind, Damayanti Quintanar, María Rojo y
Natalia Esperón.
La actriz comentó, en entrevista: “Por pena no queremos que se
enteren en el barrio que en nuestra familia hay una persona
enferma y no la llevamos al médico.
“Esta Margarita ponzoñosa y todas estas mujeres asesinas
seguramente tienen un problema y nadie de los que están a su
alrededor lo detecta. Son asesinos seriales en potencia, pero
también pueden ser víctimas y van ahí por la vida como si nadie
quisiera enterarse”, concluyó Isela.


-------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega está más alla del bien y del mal y es una actriz activista.
Por José Juan Reyes.
15 de Febrero de 2008.

De manera discreta, Isela Vega ha logrado mantenerse vigente en el cine mexicano, a través de su participación en películas que, incluso, han dejado huella en la historia reciente, como “La ley de Herodes” de Luis Estrada, y “Cobrador: In God we trust”, de Paul Leduc.

“A mí ya nada me asusta. Por eso hago lo que se me da la gana, en mi vida y en el cine; claro me da mucho gusto estar en esas películas que mencionas porque, además de que me encanta hacer cine, las historias dicen cosas importantes, ya sea de política, como en la primera, o de cómo son las cosas en el mundo ahora, con eso de la mentada globalización, la de Leduc, que la verdad no entiendo ni madres.

“Cuando hice cine, en mi otra época, las cosas eran más sencillas. Nos hablaba el director, nos poníamos de acuerdo, filmábamos, me encueraba y ya, a estrenar. Ahora hay un montón de cosas que toman en cuenta, por eso creo que la calidad de los actores ha bajado, por su representantes, que les consiguen cosas sin saber si pueden hacerlas. Claro hay mucho talento, pero también mucho improvisado”.


Isela Vega también recuerda en la conversación que sus actuaciones, marcadas por el erotismo y la sensualidad, provocaron escándalo, pero que ahora las telenovelas se ven más que en esa época.

“De verdad, el otro día vi una donde de plano se les veía todo y era según ellos un horario familiar. Pero eso pasa por lo que te digo de que les importa más la cantidad que la calidad, el raiting que hacer algo digno. No me espanto ni nada de eso, pero es que antes los realizadores, de cine o tele, buscaban otra cosas, los pretextos eran distintos.

“Tampoco quiero entrar en chismes, esas sí son bajezas. Sólo te digo que desde luego, con las películas que he hecho en los últimos años, dejo en claro mi posición como artista y como ciudadana. Me pueden decir que pasé de ser una ‘encueratriz’ a una activista política, porque es cierto. No me quiero quedar con los brazos cruzados frente a lo pasa en el país y en el mundo, sólo que mi manera de hablar es a través del cine”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega quiere más apoyo.
Por Notimex.
Jueves, 25 de Marzo, 2004.


La primera actriz Isela Vega, quien destacara en las décadas de los 60 y 70 por su gran belleza física que le valió participar en cintas de contenido erótico, lamentó hoy aquí el poco apoyo que el gobierno otorga al cine nacional.

Entrevistada por Notimex en el marco de la XIX Muestra de Cine Mexicano e Iberoamericano en Guadalajara, en la que participa en la cinta "Puños Rosas", desmeritó la propuesta presidencial de noviembre pasado, cuando se propuso desincorporar el Imcine, encargado de dar apoyos a la industria cinematográfica nacional.

"Este gobierno, al igual que otros, como el de (Carlos) Salinas (De Gortari), se comporta como un padre desobligado que se siente con derecho a vender a sus hijos", expresó y añadió que probablemente lo que le gobierno buscó fue "hacer una venta de garaje".

Mencionó que el gobierno de Salinas de Gortari "se hizo la venta de garaje; siempre se ha hecho. Se hace la venta de garaje para los cuates, como cuando vendieron la telefónica", comentó.

Sobre su participación en "Puños Rosas", dijo que su papel le gustó mucho porque interpreta a una madre que ama profundamente a su familia y que al mismo tiempo tiene un gran temple como gangster al decidir continuar con el oficio de su esposo asesinado.

Asimismo comentó que desde hace ya varias semanas su hija Shaula Luke ya se encuentra en Los Angeles, California "lejos de La India", -comentó con una sonrisa de satisfacción-, en donde fue detenida por varias semanas junto con su novio.

Luke y su novio, quien es editor cinematográfico, fueron detenidos en Nueva Delhi luego de que al perecer éste intentó sustraer indebidamente algunas cintas en las que trabajó luego de que la productora se negarle a pagarle sus honorarios.

------------------------------------------------------------------------------------------------------

"Fugas mentales" de Isela Vega y Cristian Mungiu.
Por Vanguardia.
23-Septiembre-2008.

La semana pasada fue de buenas nuevas con respecto al cine mexicano con las recaudaciones en taquilla conseguidas por la superproducción “Arráncame la Vida”, de Roberto Sneider, cercanas a los 18 millones de pesos.

Con respecto a dicho filme, que aún se encuentra dignamente representando al cine nacional en cartelera, una de las presencias que lo enriquecen es la de la primera actriz de origen sonorense Isela Vega, en el papel de la curandera que consigue que el personaje que interpreta Ana Claudia Talancón logre “sentir”, con el cual suma una interpretación antológica más a su no menos singular carrera artística.

Pues resulta que el estreno de “Arráncame la Vida” coincide con la salida al mercado y disponible en las “tiendas del búho”, que la misma cinta promueve como parte del patrocinio para su producción del libro “Fama”, de la periodista y productora de televisión Lucy Orozco quien fue en parte responsable de que Isela Vega regresara al ambiente artístico mexicano, luego de retirarse a vivir a la ciudad de Los Ángeles al invitarla a actuar en las telenovelas de su producción “Gente Bien”, de 1997 y “Ramona” del año 2000.

El libro, el cual cuenta con un prólogo escrito por Elena Poniatowska, contiene muy interesantes entrevistas que la Orozco hizo en su etapa de periodista con luminarias del celuloide nacional como Isela Vega, Julissa y Silvia Pinal, entre otras más, como internacional en los casos de Ali MacGraw, Irene Papas o la española Ana Belén, entre otras.

El caso es que en la entrevista a Isela Vega, en la parte donde habla de su incursión en la dirección de cine con la película “Las Amantes del Señor de la Noche”, donde dirigió además de a Irma Serrano “La Tigresa”, al creador cinematográfico coahuilense Emilio “Indio” Fernández, y dando continuidad al cine realizado por mujeres del cual hablábamos en estas líneas en nuestro espacio de hace 15 días, la señora Vega comenta ahí que “...hay pocas directoras, y toda nuestra vida en pantalla está hecha y deshecha por el hombre, las mujeres somos simplemente seguidoras de sus fantasías. El machismo me ha afectado muchísimo, toda una vida. Eso de que los hombres escriban las historias, las produzcan, las dirijan y las administren han hecho que las mujeres nada más salgamos de adorno y con una personalidad diseñada por el hombre, o sea, somos representaciones a la imagen y semejanza de sus sueños lúbricos. Pero la verdad terminan haciendo puros clichés. ¿Sabes una cosa? El hombre tiene el pensamiento de que hay dos tipos de mujeres: Las que hacen el amor y las muertas” (“Fama”, Editorial Diana, Pag. 235).

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega, actual y atrevida.
Por José Juan Reyes.
7 de noviembre de 2008.


El paso del tiempo en Isela Vega la ha convertido en una mujer más completa, tanto en lo profesional como en lo personal, por lo que dice sentirse muy a gusto con su actual trabajo como actriz en producciones que la hacen ver de maneras muy distintas al encarnar personajes tan diversos como las historias en que aparecen.

En entrevista concedida a ESTO, Vega comentó que fue la película de Luis Estrada, "La ley de Herodes", la producción que marcó una nueva etapa en su carrera.

"Creo que las nuevas generaciones saben poco de lo que hice en los setenta, cuando me criticaron muy duro por aparecer desnuda en las películas, pero lo que hice entonces hoy es de dar risa, pues se ven cosas peores en las telenovelas... Pero bueno, por eso considero que mi imagen, ahora que ya estoy 'viejita', ha tenido buen recibimiento en la pantalla, tanto de cine como de televisión.

"Luego de la película de Estrada puedo mencionar 'Cobrador', de Paul Leduc, y la más reciente, 'Arráncame la vida", de Roberto Sneider, en la que hago papeles muy diferentes pero que sí tienen qué ver con mi manera de ser, con las cosas que creo están correctas y que han marcado tanto mi vida personal como mi carrera".

Además de esas películas, Isela Vega ha participado en series de televisión como "Mujeres asesinas" y "Terminales", en las que ha dado vida también a personajes muy diferentes entre sí, pero en los que se reconoce su calidad como intérprete.

"Es bonito que digas eso de la calidad porque precisamente es lo que busco en este momento de mi vida, que las cosas que hago y que me rodean tenga esa cualidad. Con el personaje de las 'Mujeres asesinas' me identifiqué poco porque es una mujer recatada, 'mocha', reprimida, que no tiene ni tuvo buen sexo, y yo he hecho justamente lo contrario.

"En cambio, la abuelita de 'Terminales' sí es más como yo; me encanta cuando dice: 'Parece que en esta casa la única que toma, se 'pachequea' y necesita condones soy yo'... Eso es muy divertido, disfruto mucho de esta serie.

"De mis planes a futuro... De tele no sé, pero de cine, en enero se estrenará 'Amar', de Jorge Ramírez-Suárez, en la que también hago un personaje entrañable y divertido".

--------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay que confundir el amor con la calentura: Isela Vega.
Por La Jornada.
25-Febrero-2009.

Amar es un asunto básico en la vida del ser humano, enfatiza Isela Vega; "es necesaria y es delicada, pero al final es la única cosa importante. Amar y haber amado en la actualidad es la base. Después de nacer, amar... diría yo", expresó la actriz, quien interpreta a Concha, la esposa de Benito (Xavier López, Chabelo), matrimonio en el que ha trascendido el amor de pareja.
Isela Vega, icono del erotismo en el cine mexicano, opina que no hay que confundir el amor con la calentura: "No hay que tomar todo en serio. A veces creemos que son trapazos amorosos y les vamos poniendo etiquetas, pero no hemos racionalizado que era pura calentura, puro amor físico, carnal. Y es que no nos lo enseñan, somos inexpertos. A mí me hubiera encantado que me dijeran: tú cada mes vas a caer perdidamente enamorada de alguien; pero no".

Isela Vega, protagonista de películas ("en las que tengo no menos de dos o tres amantes y aparezco desnuda en varias escenas", contó a Elena Poniatowska en una entrevista para este diario) como Las pirañas aman en cuaresma, El festín de la loba, La primavera de los escorpiones y La viuda negra, entre otras, participa en Amar, que será estrenada en México el próximo viernes 27 de febrero, con 250 copias. La cinta es dirigida por Jorge Ramírez-Suárez, el mismo de la comedia política Conejo en la luna.

Amar es un asunto básico en la vida del ser humano, enfatiza Isela Vega; "es necesaria y es delicada, pero al final es la única cosa importante. Amar y haber amado en la actualidad es la base. Después de nacer, amar... diría yo", expresó la actriz, quien interpreta a Concha, la esposa de Benito (Xavier López, Chabelo), matrimonio en el que ha trascendido el amor de pareja.

Vega es, sin duda, una autoridad en el tema de la película. Reitera: “Amar es lo primero que uno aprende; amas la carita de tu mamá cuando te amamanta. Es la primera persona que ves.

“Después, llegamos a la etapa del amar con pasión, con sexo. Para esto, antes, pasamos por la amistad, cuando aún sexualmente no nos descubrimos. Ya hemos amado a nuestros amigos en la escuela y fraternalmente en la casa, y a los padres, que son el primer amor que tenemos y conocemos.

"El amor es lo primero que nos hace arraigarnos a la vida. Con nuestras manitas agarramos la mano de nuestra madre y no la soltamos. Amamos a los animales, pero llega la pasión, la punzada, y confundimos un poco al amor con la pasión y el sexo. Todo se hace ahí una mezcolanza. Creemos que ese personaje con el que queremos físicamente es el amor de nuestra vida."

Agrega: "Puede ser que toda la vida sigamos así y nunca conozcamos el amor real, el que está hecho de amistad, de comprensión, de complicidad, de estar a gusto con una persona, de poder compartir, ¡sin que nos duela! Darlo todo sin sentir que nos están quitando algo. Y así podemos llegar hasta el final de nuestros días con una pareja con la que sí somos compañeros, amorosos y todo eso."

Para la actriz, oriunda de Sonora, "la gente que no ama es muy triste. ¡Yo ya estoy en el amor platónico! ¡Es precioso! ¡No saben! ¿El amor platónico?.. él no se entera. ¡Es una experiencia divina!"

En opinión de Xavier López, "el amor de una pareja que tiene los años de los personajes de Isela y el mío, sexagenarios, es más reflexivo, tranquilo, fuerte". El director acotó: “Amar nunca es lo mismo para cada persona; a través de los años, los días e incluso los minutos, puede cambiar de forma y transformarse.

“El tema no es nuevo, pero la variante es lo interesante. Después de Conejo en la luna buscaba hacer una película que tuviera la misma calidad e intensidad, pero sin política. En Amar retrato muchos momentos de un modo muy realista”, concluyó.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega vuelve al cine nacional.
Por Notimex.
29/Mayo/2004

México, DF.- La actriz Isela Vega, quien trabajará en la obra de teatro Cada Quien su Vida, regresa al cine nacional con la cinta Mujeres Alabastrina, donde comparte créditos con las actrices Silvia Navarro y Ana Claudia Talancón.

Vega dijo que con esta cinta producida por Elisa Salinas se encuentra grabando en locaciones de Ciudad Juárez, donde se entrelazan las historias de las protagonistas.

Es una película en la que las protagonistas son tres mujeres jóvenes, dijo Vega, quien trabajó al lado del cineasta Beto Gómez en la cinta Puños Rosas, que se estrenó el año paso con la participación de Adal Ramones y Omar Chaparro.

La actriz, quien inició su carrera en la década de los 60, comentó que en esta ocasión ella será la tía de una de las protagonistas, a quien tendrá que aconsejar para que pueda sobrevivir en el duro ambiente de una ciudad fronteriza como Ciudad Juárez.

Esta cinta habla sobre las vivas de Juárez, porque el libro en que está basada fue escrito en los 80, comentó Vega al descartar que la historia sea sobre los feminicidios ocurridos en esa localidad.

Señaló que el elenco lo conforman Ana Claudia Talancón, Héctor Suárez y Rafael Inclán, quien será la pareja de la actriz en este nuevo proyecto fílmico del que se desconoce cuando será el estreno.

Mencionó que la película es muy divertida ya que tiene comicidad, por lo que la clasifica como una comedia con una trama muy realista e interesante.

Aunque no tiene proyectos de telenovela en puerta, la actriz comentó que ahora que su amiga, la productora Lucy Orozco, se cambió a Televisión Azteca espera que la invite a trabajar en su nuevo proyecto.

Señaló que ella está dispuesta a trabajar con los jóvenes incluso con Jolette, de la IV generación del reality La Academia, ya que considera que la joven cuenta con una gran belleza, pero sobretodo tiene la virtud de llamar la atención.

Entre sus próximos planes, la actriz dijo que estará en la obra Cada Quien su Vida, donde dará vida al personaje de la Siempre Viva, la cual se estrenará el 17 de junio próximo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega, Irma Serrano y Lila Deneken son coronadas.
Por Notimex.

CIUDAD DE MÉXICO, México, jun. 13, 2005.- Las actrices Irma Serrano e Isela Vega, así como la cantante Lila Deneken fueron coronadas la víspera por su labor en favor de la naturaleza en un evento realizado como parte de la Semana del Medio Ambiente en la Delegación Cuajimalpa.

La actriz y cantante mexicana Irma Serrano fue coronada como la reina del bosque del Desierto de los Leones, por su papel como defensora del bosque nacional de ese lugar y por su trayectoria artística.

"Me siento honrada y agradecida por la invitación a esta fiesta para mi corazón", externó la actriz de La Madrastra tras recibir un reconocimiento en el foro Pedro Infante de la explanada de la demarcación.

A petición del público, que de pie la ovacionó para que cantara, Serrano interpretó "El Ausente" y "La Martina" luego de recibir su corona de flores.

Por su parte, la actriz Isela Vega, conocida por filmes como Puños Rosas y La Ley de Herodes, con la que obtuvo un Ariel, recibió la corona como la reina del Medio Ambiente.

Tras agradecer la distinción, la actriz invitó a los asistentes a estar pendientes de la ecología para "que los árboles estén verdes y sanos".

Dentro de este festejo también se otorgó un reconocimiento a la actriz Lila Deneken por su amor a la riqueza de los bosques y brillante carrera en el arte, siendo coronada por Paco Ibáñez como la reina de la ecología.

Otros reconocimientos otorgados fueron para la actriz y cantante mexicana Lupita Sandoval y para Paco Ibáñez, parte del elenco de la obra de teatro próxima a estrenarse Cada quien su vida, al igual que el cineasta Enrique Gómez Vadillo y el luchador enmascarado El Santo.

Como parte de la clausura se presentó el grupo musical "Ley Oeste", Manuel Antonio, Many Guzmán, los chicos de la Academia de Carlos Espejel , además de la cantante Ana Karina, Ed Garey, Cándido Show y la presentación del Ballet Hawaiano "Púa Naní".

Las actividades realizadas en esta semana del medio ambiente arrojaron como resultado un disco musical con temas ecológicos que será distribuido en escuelas y diversas secretarías para promover la educación ambiental.

También se presentó a "Arbolín" la nueva mascota de la delegación Cuajimalpa, y se realizó la premiación a los niños ganadores del concurso de pintura infantil en el cual participaron 320 niños.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Le gusta ser villana a Isela Vega.
Por El Universal.
07/06/08

Un día, cuando era niña, Isela Vega preguntó a su madre por qué había tenido tantos hijos que se peleaban por las tortillas y el pan.

Su madre, una mujer de carácter, le reviró que si fuera ella, ¿a quien elegiría de entre sus hermanos para no existir? Vega se les quedó mirando y no supo contestar.

"A todos quería, ¡pero no había pan!", recuerda entre risas.

Ahora ese amor de madre lo ha trasladado de cierta forma a su personaje en la serie Mujeres asesinas. Resulta que interpreta a una mujer que como sea pretender mantener unida a su familia. Claro, con los bemoles que significa estar en una ficción basada en un hecho real.

El capítulo se llama Margarita, ponzoñoza y saldrá al aire el mes próximo, a través de la señal de paga TVC y en septiembre por los canales de televisión abierta.

Respecto al personaje al que dará vida, comenta: "Ella quiere tener la unificación familiar, guardar ese núcleo. Que el hijo herede su vocación de predicadora; lo ha estado preparando para que tome su lugar en la secta.

"Ella tiene sus motivos para no dejar que una intrusa (Kika Édgar) venga a acabar con la unión familiar. Además, su marido tiene apetito por esa muchacha y el hijo (Armando Araiza) ya quiere formar su propio hogar."

Aunque es la primera vez que encarna a una asesina, la actriz ya ha ocasionado muertes sicológicas como la madre drogadicta en la cinta Fuera del cielo.

También en El cobrador hace a una mujer de armas tomar, y en el clásico La viuda negra intenta matar sexualmente a un cura.

"Luego dicen que lo tienen a uno estereotipado... No es cosa de uno, pero sí son los personajes que más me gustan, los villanos tienen carnita y los buenos no llegan a más, sólo son víctimas. Creo que me va mejor un personaje que puede llegar a las últimas consecuencias, decidido, que no tiene entrañas y es capaz de cualquier cosa", explica.

Margarita, ponzoñoza fue dirigida por Mafer Suárez, conocida realizadora teatral.

Mujeres asesinas está inspirada en la serie original creada en Argentina.

Las emisiones cuentan con actuaciones de gente como Lucía Méndez, Cecilia Suárez, Verónica Castro, Irán Castillo, María Rojo, Itatí Cantoral y Natalia Esperón, cada una de ellas siendo protagonistas de alguna de las historias.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Isela Vega abre el baúl de los recuerdos.
Por Carolina Amézquita.
24/Junio/2008

Haber dejado atrás la época en que era considerada un símbolo sexual, no es motivo de conflicto para la actriz Isela Vega, quien a sus 69 años acepta que se trató sólo de una parte importante de su vida de la que guarda muy bellos recuerdos.

“Ya no soy aquella joven y estoy contenta con la persona en la que me he convertido”, comentó la actriz, quien interpreta a Margarita en el capítulo que se transmite hoy de la serie Mujeres asesinas.

“Nunca estuve anclada al físico y evité usarlo como un medio para obtener algo, porque mi fin era ser actriz. Cada etapa tiene su propia hermosura y va otorgando madurez y diferentes experiencias; no estoy esperando que me maquillen para verme de quince años”, comentó la oriunda de Hermosillo, Sonora.

Para Isela, quien fue una de las pioneras en desnudarse para el cine mexicano y la primera artista latina en tener un espacio completo en la revista Playboy estadunidense en 1974, “el recurso de presentar a muchachas guapas sin ropa es un buen método para atraer a la gente a taquilla y nunca he estado en contra de ello.

“El striptease es un buen anzuelo, tanto que ahora ya se realiza en ambos sexos. La gente quiere ver desnudos, sin embargo, pese a haberme desnudado en muchas películas, nunca me faltó el reconocimiento por parte de productores y directores a nivel actoral. Supongo que hacía un buen trabajo, porque para hacerle creer a la gente que era guapa, necesitaba ser gran actriz”, expresó.

Respecto a su trabajo en el capítulo Margarita, ponzoñosa, de Mujeres asesinas, la actriz advirtió que no requirió de un trabajo especial para desarrollar su personaje.

“Los actores creemos que no estamos preparados para un papel así, porque aparentemente no tenemos nada en común con alguien que mata; pero aprendí del maestro Seki Sano que no implica mayor conocimiento actoral porque sólo es un instante. Lo calificaría como un momento de esquizofrenia donde se experimenta el mismo sentimiento de matar a un alacrán o un animal que puede hacer daño”, mencionó quien ha trabajo en las telenovelas Señora tentación, Ramona y Pasión.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Confesó Isela Vega que su carrera está llena de retos.
Por El Universal.
Miércoles 6 de Diciembre de 2000.

SONORA (Notimex). Estudiantes y maestros de Cine de la Universidad de Sonora, rindieron un homenaje a la actriz, productora y cantante Isela Vega por sus más de 30 años de trayectoria. Durante una plática con integrantes del Cine Club Primera Toma y público en general, la sonorense comentó que toda su carrera ha estado llena de retos, y el primero fue dejar su casa para viajar hacia la capital del país en busca de una oportunidad de trabajo.

Añadió que posteriormente siguieron las películas con escenas ?atrevidas? en una época donde los desnudos eran calificados como pecados ya que la sociedad no otorgaba el permiso para liberarse. ?Mi carrera siempre fue difícil, principalmente porque no tenía un padrino que me abriera las puertas del éxito, pues siempre caminé sola y a mi paso?, expresó. Sentada en una sala improvisada en el moll de un centro comercial, la protagonista de películas como ?Las pirañas aman en Cuaresma?, ?Las reglas del juego? y ?Viuda negra?, señaló que de 1960 a la fecha ha protagonizado 75 cintas ?que no son nada comparadas con las de los Almada?. Manifestó sentirse satisfecha con lo hasta ahora logrado, aunque aseguró que aún le quedan asuntos pendientes, ya que desea incursionar en terrenos poco explorados como es la producción de videos, pues requiere un descanso en el terreno cinematográfico. Acompañada de familiares, amigos y admiradores, Isela Vega recordó sus inicios primero como cantante de música tropical doblando a actrices que no sabían cantar, después como cabaretera y finalmente como actriz donde encontró su verdadera vocación.

---------------------------------------------------------------------------
Isela Vega, una leyenda viva.
Por Ricardo Hernández / El Sol de México.

Ciudad de México.- Princesa del Carnaval de Hermosillo, Sonora, en 1957, tras lo que ingresó al mundo del modelaje y el canto, Isela Vega ha logrado descollar una brillante trayectoria como actriz, faceta en la que se ha mantenido vigente, pese a que su época de oro se remonta a la transición de los años 60 y 70, principalmente. Actualmente la famosa mujer se mantiene ocupada trabajando en cine y televisión y en ocasiones atiende el "changarro" de su hijo Arturo Vázquez ubicado al norte de la Ciudad de México, donde venden pollos al carbón.

Entrevistada en exclusiva por El Sol De México, mientras ayudaba a su nuera Yolanda en la preparación de los exquisitos pollos estilo pimiento limón, regiomontano, el tradicional norteño (su preferido) y el ranchero, Isela se mostró complacida de que los productores la sigan llamando para trabajar como actualmente lo hace con su personaje de "La Paisana" en la telenovela Pasión, donde convive con los temibles piratas y como "La Gitana" en el flamante filme de Paul Leduc, que actualmente se encuentra en exhibición.

Riendo de forma constante durante la charla, la actriz dijo que en lo personal siempre ha tratado de ser sencilla y criticó a muchos de los jóvenes actores: "Hay muchos que se encumbran solos y se enferman de soberbia, aunque algunos lo utilizan como estrategia para darse a conocer, viviendo prácticamente del escándalo, dejando de lado su trabajo actoral".



LOS ALBORES DE SU CARRERA

La actuación, dijo Isela, ha sido el amor de su vida, ya que desde que tenía cinco o seis años en su natal Hermosillo jugaba con sus amiguitos a que trabajaban en un teatro, acondicionando un camión de redilas (propiedad de su padre), hobbie que mantuvo al paso de los años, pese a que luego ingresó a una escuela de comercio para después trabajar como recepcionista y secretaria bilingüe.

"Al visitar a mis familiares en Estados Unidos regresé y luego me fui a vivir a la Ciudad de México y me quería ocupar del diseño de ropa, pero al trabajar en una empresa dedicada a la moda, me pidieron modelar ropa y así llegué a Televicentro donde alguien me sugirió cantar y entré con la banda de 'El Chamaco' Domínguez, trabajando en Los Globos, un cabaret que estaba en Insurgentes Sur. Además, estuve con Los Hermanos Salinas (hermanos de Chucho Salinas) y luego como solista alterné con el pianista Tony Espino en hoteles de avenida Juárez", explicó la sonorense a quien se le recuerda por su trabajo en cintas como: S.O.S. Conspiración Bikini, Don Juan 67, Las Pirañas Aman en Cuaresma, El Matrimonio es Como el Demonio, Las Golfas, El Oficio más Antiguo del Mundo, La Hora Desnuda, Fin de Fiesta, Basuras Humanas, El Llanto de la Tortuga, La India, La Viuda Negra (antecedente directo de El Crimen del Padre Amaro), Muñecas de Medianoche, Naná, El Hombre de los Hongos, El Macho Biónico, Lola la Trailera y Fuera del Cielo, entre muchas más.

La vida artística de Isela se desarrolló plenamente luego de tomar clases de actuación con Seki Sano, dejando atrás el canto, aunque sí grabó un disco titulado Para mi Departamento, en el que incluyó temas conocidos como Esta Noche la Paso Contigo y una cumbia del Trío Manzanares.



SIMBOLO SEXUAL

Interesada por trabajar de lleno en cine, y gracias a su sensual apariencia física, nuestra entrevistada se convirtió rápidamente en uno de los primeros símbolos sexuales de nuestro medio artístico, situación que dijo darle lo mismo, porque siempre lo tomó como parte de su trabajo y hasta cierto punto como publicidad creada en su entorno por los mismos productores.

"Viví intensamente mi faceta en cine y aunque la belleza sí crea algunos problemas, sobre todo cuando vas caminando por la calle, nunca le tomé importancia. Ahora puedo transitar a gusto porque soy una señora y pues ya me ven como tal", explicó divertida la actriz que también ha intervenido en algunas telenovelas entre las que se encuentran: Gente Bien (con Yolanda Andrade) y Ramona (con Kate del Castillo), en la que, por cierto, también trabajó su hija Shaula.



EL CINE

Inmiscuida en el denominado séptimo arte, Isela lo define como un compendio de todas las artes y testimonio de la historia del hombre, de la vida social, del comportamiento humano. "El cine es una grandeza, tenemos que apreciarlo en toda su dimensión porque te puede llevar a viajar a lugares que no conoces.

Por ejemplo, te traslada a las Pirámides de Egipto y al lugar más recóndito del mundo. También muestra sentimientos y comportamientos y te platica historias de otros seres. Te lleva a conocer a los chinos, a los ballets de Rusia y otras maravillas de nuestra cultura", aseveró la norteña.



SUS IDOLOS

Mientras degustaba un rico pollo, Isela confesó que gente como Pedro Infante, Jorge Negrete, Gloria Marín, María Félix, los hermanos Soler y Richard Burton, fueron personalidades del mundo de la actuación que la estimularon para seguir en esta carrera, aunado a que desde pequeña era recurrente visitante al cine Reforma, de su tierra natal, donde logró ver cintas clásicas como: Lo que el Viento se Llevó y Cumbres Borrascosas.

Amiga de actores de la talla de Dennis Hopper, Peter Fonda y Edward James Olmos, la señora Vega se dedica en cuerpo y alma a la actuación y a disfrutar de la vida, por lo que actualmente radica en el puerto de Acapulco, de donde se traslada a esta capital cuando es requerida por algún productor.

Ganadora de diversos premios entre los que se cuenta el Ariel, la sencilla mujer dijo que actualmente tiene el proyecto de integrarse al elenco de una serie producida por Pedro Torres titulada Mujeres Criminales, que será transmitida por el Canal 5.



POLITICA Y RELIGIÓN

Mientras se realizaba la entrevista se escuchó el sonido de las sirenas de varias patrullas que interrumpieron la plática, mostrando Isela un rostro de sorpresa pero al mismo tiempo de indiferencia indicando que cuando llegó a esta capital en 1959, sólo había seis millones de habitantes.

"La ciudad era un lugar más íntimo. Había mucho movimiento, pero era más fraternal, comparado con los 22 millones de habitantes que hay ahora. Así estamos muy limitados. Ahora no sabes ni quiénes son los que viven en tu cuadra y antes los veías y convivías y ahora todos se ven entre sí con gran temor y eso va degenerándose con una sociedad tan grande, ya no hay trato personal para nada, pero hay lugares peores como Nueva York dónde te puedes caer muerto y nadie te asiste.

"En cuanto a la política se refiere, sí me interesa la grilla, pero los puestos no. Me gusta estar enterada de lo que ocurre en las asambleas, así como en el espectro político de nuestro país, donde se muestra que todos quieren estar cerca del presupuesto. "Tengo amigos en cargos públicos, pero no soy panista ni priísta. Soy perredista y más que nada seguidora de López Obrador. Me gusta involucrarme y voy a las marchas para defender los derechos de quienes menos tienen", señaló la actriz aprovechando para declarar que no profesa ninguna religión, sino que cree única y exclusivamente en el cosmos y que preferiría que derribaran la Catedral y pusieran un museo", culminó.



 
  Hoy habia 2 visitantes (11 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=